Un recorrido por el territorio de
Dioses, Diosas y el viaje emocional
de los mortales a través de la vida

Biografía

He estado estudiando Astrología, por más de 40 años, pero mi conocimiento de esta ciencia parece venir desde mucho más lejos.

Fué al final de los 70, que decidí ir a estudiar a Londres a la Astrological Association of Great Britain, cuando me encontré con el Centre of Psychological Astrology de Liz Greene y Howard Sasportas. Mi concepto de Astrología cambió entonces, para siempre.

Liz me llevó a través del Olimpo, a lo más profundo del espíritu humano. Nunca podré agradecerle lo suficiente. Mi vida y mi trabajo astrológico se transformaron para siempre. Estudié con ellos (Liz and Howard) y el inmenso caudal de interesantes maestros, entre ellos, el increíble Richard Idemon, Robert Hand, Nick Campion,  y muchos más, durante 4 años.

He tenido muchos maestros, como Stephen Arroyo, Tad Mann, Noel Tyl, Donna Cunningham ( quien más me llegó al corazón, además de Liz), Jeffrey Green, James Hillman, Demetra George, Erin Sullivan, pero mis más grandes maestros han sido y siguen siendo mis clientes.

Cuando vine a España decidí formarme en Psicoterapia y Psicodrama, y viajé por ese camino por los próximos 14 años. Fuí formadakcon Enrique Bergón en ADTA (Asociación de Terapeutas de Andalucía? y 4 años con Jaime y Graciela Rojas Bermudez (psicodrama y psicodanza).

He investigado los “5 ritmos” de Gabrielle Roth y el método Feldenkrais. Desde hace unos años me he inmerso en las Constelaciones Familiares el Chamanismo Sistémico intensamente, trabajo que encuentro muy efectivo y fascinante.

Ha sido a través de la danza que he aprendido la directa conexión entre el alma y el cuerpo, y me ayuda a mantener el balance entre los dos. He bailado profesionalmente por muchos años y ahora es mi más grande ayuda para mantener mi salud mental y física.

Mi trabajo consiste en ayudar a comprender el AHORA, ya que la Astrología nos ofrece un caudal de símbolos sin igual, para echar un poco de luz en el lado más oscuro de nuestra alma, para poder conectar con nuestro poder interno y aprender a aceptar nuestro Destino.